La regla de las 5 horas para conseguir el éxito

Piensa en alguien con una carrera exitosa. ¿Bill Gates?,¿Elon Musk?. Gran parte de los nombres que te vendrán a la mente corresponden a personas que se acogen a un principio común: la regla de las cinco horas. No estamos diciendo que esto te convertirá en el próximo Warren Buffett, pero definitivamente es una buena manera de comenzar.

Mira y aprende: aumenta tu productividad con la regla de las 5 hora

La regla en sí es bastante simple: separa una hora de cada día laborable (una hora + cinco días laborables = cinco horas) para dedicarla a la práctica y el aprendizaje.

La razón por la que la regla de las cinco horas es tan eficaz para el éxito se reduce a dos cosas:

– Primero, trabajar más duro por más tiempo no es lo mismo que trabajar de manera inteligente. El trabajo inteligente incluye tomarse tiempo para aprender en lugar de trabajar y trabajar sin más.

– En segundo lugar, nada gana a la experiencia. Descubrir las cosas a medida que avanzamos es grandioso, pero nada sería lo mismo sin la experiencia que genera la práctica.

5 horas tres maneras diferentes de emplearlas:

Un estudio descubrió las formas que tenían diferentes personas de éxito en emplear esas cinco horas de aprendizaje diaria, separando las tendencias en tres grupos:

  1. Leer. Además de Bill Gates, Oprah, el ex presidente Obama, Mark Cuban, el fundador de Nike, Phil Knight, el empresario multimillonario David Rubenstein, etc. Empleaban una hora al día a leer. Leer nutre la mente y los conocimientos.La lectura es un hábito de muchas personas  exitosas además de ser una forma fácil y conveniente de aprender. Intenta mantener un libro en tu mochila en todo momento y establece metas de lectura cada semana. Podrías plantear leer un capítulo por día. Existe  amplia disponibilidad de libros electrónicos que hacen que la lectura de casi cualquier tema sea posible dondequiera que estés.
  2. Pensar. Dedicar tiempo a pensar puede hacer que te sientas como si no estuvieras haciendo nada, pero está demostrando que pensar mejora el rendimiento de trabajo.. Es fundamental para el CEO de AOL, Tim Armstrong, quien hace pensar a su equipo senior durante cuatro horas a la semana.La reflexión es una parte clave del aprendizaje. Tratar de consumir demasiada información sin reflexionar sobre ella puede llevarte a sentirse abrumado e impedirte adquirir nuevas habilidades. Es importante que tu tiempo de reflexión esté estructurado, o podrías distraerte. Intenta llevar un diario, que te permita reflexionar sobre lo que has aprendido a través de la lectura. También te dará la oportunidad de pensar en las lecciones que aprendiste recientemente durante el trabajo y desarrollar ideas que tienes para el futuro.
  3. Experimentar:  No lo afirmes hasta que no lo pruebes. Benjamin Franklin y Thomas Edison eran conocidos por completar experimentos arriesgados. Google y Microsoft han asignado horas del día para que sus empleados experimenten sus ideas.La experimentación es esencial si quieres progresar en la vida. Dedica tiempo cada semana para probar nuevas teorías o ideas, sin importar lo locas que sean. Algunos de los productos más exitosos del mundo se han producido como resultado de la experimentación. La innovación nunca viene de hacer lo mismo una y otra vez. Incluso si tu experimento falla, habrás aprendido valiosas lecciones.

La productividad juega un papel importante en el éxito, pero sirve para nada sin el aprendizaje permanente. Si está constantemente enfocado en tu trabajo, en lugar de mejorar a largo plazo, nunca verás mucho desarrollo. Puede ser difícil permitirse cinco horas a la semana para aprender que no vienen con una recompensa inmediata, pero a la larga lo agradecerás.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.