Razones por las que nunca olvidarás tu etapa universitaria

Ya sea que la universidad se avecina en un futuro cercano o sea un punto lejano en el horizonte, ¡nunca es demasiado temprano o tarde para averiguar si la universidad es la opción correcta! Consulta esta lista para conocer algunas de las razones por las nunca olvidarás tu etapa universitaria.

Nunca olvidarás tu etapa universitaria

1. Te volverás más independiente. Ya sea que estudies en tu ciudad o te mudes de casa a una residencia universitaria, tu independencia se ampliará al asistir a la universidad. Te conviertes en el/la dueño/a de tu propio horario, aprendes cómo administrar el tiempo de manera efectiva y puedes decidir cómo quieres vivir cada momento.

2. La universidad abre las puertas a las oportunidades. Esto no quiere decir que «la universidad garantizará una vida exitosa». El éxito se logra mediante la iniciativa personal y el trabajo duro. Sin embargo, la universidad proporciona muchos más contactos, pasantías y oportunidades de establecer contactos que estar sentado/a en casa.

3. Serás mejor disciplinado/a para el mundo adulto. Los buenos cursos universitarios te prepararán para los desafíos que enfrentarás en la vida cotidiana. Si aprendes a entregar la tarea a tiempo, podrás cumplir con los plazos en el trabajo. Pensar críticamente sobre tu tesis o contribuir en debates hará que las tareas más pequeñas en el trabajo o en el hogar sean más fáciles de realizar. Los proyectos grupales y las tareas espontáneas no serán tan intimidantes si has pasado los últimos cuatro años preparándose para manejarlos.

4. ¡Te divertirás! Si bien el propósito en la universidad es aprender, vivir en una residencia de estudiantes y conectarse con compañeros de ideas afines está lleno de aventuras. Desde deportes universitarios hasta reuniones de clubes, fiestas de estudio y conversaciones en el comedor, tendrás muchos momentos para recordar y apreciar con cariño.

5. La universidad te ayudará a pensar. En la sociedad actual, aquellos que son capaces de presentar de manera atractiva su razonamiento lógico se elevan por encima de la multitud.  La universidad te muestra rápidamente que no eres perfecto, y eso incluye tu razonamiento defectuoso. ¿Qué mejor lugar hay para desarrollar las habilidades de pensamiento que con profesores de confianza que te guiarán bien?

6. Puede que conozcas a tu alma gemela. Esto no es una garantía, pero en la situación en la que te encuentras asistiendo a una universidad que atrae a un determinado grupo demográfico de personas que tienen gustos y creencias similares a los tuyos, existe la posibilidad estadística de que puedas encontrar a la persona de tus sueños. Y no solo a nivel amoroso, ya que de la universidad saldrás con un escuadrón de amigos que siempre te acompañarán.

7. Una buena universidad desarrollará tu amor por el aprendizaje. Como dijo William Butler Yeats, «La educación no es llenar un balde, sino encender un fuego». La educación no se detiene después de que suena la campana. El aprendizaje se encuentra en el aula, en el comedor común, en el dormitorio, en el salón y en cada situación en la que te encuentres. La vida no es en blanco y negro. La universidad alimenta tu deseo de navegar por las áreas grises, encontrando las respuestas a la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.