Cómo decorar habitación de estudiante: Siéntete como en casa

Cuando sales de casa por primera vez, para ir a estudiar fuera, siempre te sientes extraño cuando entras a la que será tu habitación durante todo el año ¿Qué puedes hacer para sentirte cómodo y hacer “tuya” la habitación? La clave esté en decorar habitación de estudiante, con pequeños objetos y/o recuerdos que llenen el cuarto vacío y lo transformen en un lugar al que podrías llamar “casa”.

 

Estos son nuestros 4 pequeños consejos para decorar tu habitación de estudiante

 

  1. Las almohadas y la colcha

Los cojines y/o almohadas decorativas son una gran manera de hacer que una habitación parezca al instante más acogedora, cálida y más reconfortante. Además, se trata de algo realmente barato.

Las colchas son también una gran manera de hacer que una habitación desconocida, puede convertirse en un lugar que te recuerde a casa. Suaves y cálidas, harán que te sientas más relajado.

 

  1. Llevar objetos decorativos de casa

Colocar en la nueva habitación objetos, figuritas, u otros detalles que ya tenías en tu casa, es una manera muy eficaz de convertir en “tuya” tu nueva estancia.

La habitación te recordará a casa y te hará sentir mucho más relajado en la nueva ciudad.

Además, el tener estos pequeños trozos y piezas de tu antigua habitación, te ayudará a llenar tu nueva habitación de estudiante universitario, y dejará de verse vacía y fría.

 

  1. Fotos de tu familia y amigos

Colocar fotos de tu familia y amigos hará que tu habitación universitaria sea mucho más acogedora. Como lo más probable es que dejes a tus seres queridos en casa, trayendo imágenes u otros objetos de interés para decorar tu habitación los tendrás de algún modo presentes, y te sentirás reconfortado.

Las fotografías de otras personas llevan un tipo diferente de calidez y felicidad a una habitación, de nuevo aumentando la probabilidad de que te sientas más cómodo en tu nuevo ambiente.

 

  1. Posters

Colgar posters ayuda a que tu habitación quede más personalizada por ti mismo y por lo tanto te sentirá muy cómodo y feliz cuando estés en ella.

Para no dañar las paredes, existe una goma elástica que puedes poner y quitar, que te dará la posibilidad también, de cambiar de decoración cuando quieras, si tener que agujerear la pared con las chinchetas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.