Consejos para los primeros meses en la universidad en Sevilla

Desde nuestro blog para estudiantes universitarios siempre intentamos dar consejos de todo tipo, enfocados a estudiantes de universidad. En este post, hemos decidido proporcionarte 5 consejos prácticos para estos primeros meses en la universidad en Sevilla.
Tanto si eres de otra ciudad y estás aquí estudiando alojado en nuestra residencia de estudiantes en la Buhaira, como si vives en casa con tu familia, estos tips te ayudarán a encajar mejor el cambio que supone comenzar la etapa universitaria frente a tu etapa anterior en el instituto.

7 Consejos para los primeros meses en la universidad en Sevilla

-Trata de no perder el tiempo.
Llega a tiempo a tus clases y reserva tiempo para estudiar. Date también un poco de diversión, pero no demasiado, piensa que son los primeros meses y ahora es cuando debes crear tus rutinas de estudio y sentar las bases de cómo será tu año.

– Preséntate a tus profesores por tu nombre.
Memoriza sus nombres antes de conocerlos y, si hay información biográfica sobre el/la  profesor/a en internet, léela. Presentarte te ayudará a establecer una buena relación con tu profesor, un vínculo que es invaluable en la universidad.

– Escucha a tus compañeros.
Cuando conozcas gente nueva, intenta aprender sobre ellos antes de hablar de ti mismo. Hacer que las personas hablen de sí mismas demuestra que estás interesado/a y es una buena forma de entablar amistades.

– Encuentra lugares tranquilos en el campus para estudiar.
Identifica más de un lugar propicio para estudiar tanto en interiores y exteriores. Estudiarás mejor cuando no estés distraído y los lugares de estudio te darán un tiempo para estar en paz.

– Se realista
Trabajos, prácticas en grupo… todo lleva más tiempo de lo que crees, así que se generoso/a a la hora de prever la cantidad de tiempo adecuada para cada tarea, dando siempre tiempo de más. Te sentirás menos estresad/a y, si terminas algo antes de lo esperado, podrás estudiar un poco.

– Desarrolla el hábito de estudiar a menudo en lugar de hacerlo solo los días previos al examen.
La práctica del estudio distribuido es más eficiente, podrás retener más información y podrás recuperarla más fácilmente. En lugar de abarrotarte de contenido nuevo antes de un examen, usa el tiempo para actualizar los conocimientos que ya tienes.

– Dormir lo suficiente.
Además de hacerte sentir mejor, dormir te ayuda física y mentalmente. Es más probable que las cosas que has aprendido durante el día se incorporen a la memoria a largo plazo si duermes bien por la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.