Cómo compaginar los estudios con el trabajo

La mejor regla para compaginar los estudios con el trabajo es asumir que este último no interfiera con tus compromisos académicos. En este post vamos a dar una breve orientación para ayudarte a combinarlos sin que te influya en los resultados de los exámenes y trabajos.

¿Cómo compaginar los estudios con el trabajo?

Lo que deberías intentar hacer
– Intenta reducir el trabajo en loas temporadas de exámenes. Este período puede ser especialmente estresante y trabajar a tiempo parcial podría no ser una buena idea. Si no es posible cambiar los turnos, quizás deberías coger algunos días de vacaciones para esta temporada.

– Tómate tiempo para relajarte y descansar después del trabajo. El trabajo en turnos tarde o en la noche puede significar que necesitarás un poco más de motivación para levantarte para tu clase de las 9 a.m. o para quedarte hasta la última clase del día.
Recuerda que estas inscrito en un curso de la universidad  y esta debería ser tu primera prioridad. Continuamente faltar a clases y presentar trabajos tarde o de mala calidad afectará seriamente a tu título. Se necesita mucha autodisciplina para mantenerse al tanto de los estudios y mantener el trabajo remunerado.

– Administra tu tiempo. Si eres un estudiante universitario a tiempo completo, la recomendación es que no trabajes más de 15 horas por semana.

Qué no hacer
– No caigas en la trampa de trabajar durante las clases que sean presenciales.
Si constantemente pierdes lecciones y tutorias debido a tu trabajo, te encontrarás más atrasado y tendrás menos tiempo para ponerte al día porque estabas trabajando.

– No tengas miedo de decir ‘no’ a un empleador o jefe. En muchas ocasiones se solicita la realización de horas extras o de trabajo de turnos adicionales al que tienes pactado. Ningún jefe o superior debería cabrearse porque no accedieras a realizar estos turnos extras, y más teniendo en cuenta tu situación académica.

– No olvides informar a tu jefe o superior lo antes posible si no puedes trabajar, tal vez debido a una enfermedad o un plazo de exámenes inminente. Los empleadores pueden simpatizar con tu caso y ser más comprensivos en cuanto a los turnos y permisos si saben que estás estudiando y te esfuerzas por hacérselo entender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.