Beneficios de los audiolibros para estudiantes

Los audiolibros ayudan a los estudiantes a participar en el texto y a exponerse a más palabras, mejorando en última instancia el vocabulario, la comprensión y las habilidades de pensamiento crítico. Desde nuestra residencia en Sevilla recopilamos 5 razones por las que los audiolibros son un sistema muy beneficioso.

Beneficios de los audiolibros para estudiantes:

1. Aumenta el conocimiento de palabras y mejora el vocabulario

Uno de los beneficios de los audiolibros para estudiantes es que ayudan a aprender palabras y comprender la composición que forman sin el proceso de decodificación entre letras y sonidos. Para algunos estudiantes es más cómodo. Hay que tener en cuenta que la primera forma de comunicación que aprendemos es el lenguaje hablado. Algunos estudiantes se sientan menos estresados ​​y registran mejor las cosas cuando escuchan que cuando leen.

2. Como refuerzo, representan un doble estímulo para el aprendizaje

Cuando el material didáctico se presenta en texto y audio, los estudiantes tienen dos formas de recibir la información. Para algunos estudiantes, la lectura no es suficiente para formarse una idea completa y comprender al máximo. Cuantos más sentidos usemos para interactuar con un contenido específico, mejor retención y comprensión tendremos de él.

3. Los audiolibros ayudan a los estudiantes con problemas de memoria

Los estudiantes que tienen problemas con la mecánica de decodificación lo compensan leyendo y releyendo para retener. Otro de los beneficios de los audiolibros para estudiantes es que ayudan a recordar más fácilmente. Se tienen respuestas más recientes y mejora el proceso de comprensión.

Construir la memoria en torno a la lectura facilita la decodificación y comprensión de otras tareas mecánicas; en algunos casos, esto incluso mejora significativamente algunos problemas de aprendizaje relacionados con la lectura.

4. Pueden ser estrategias auxiliares para ayudar a los estudiantes con dislexia y debilidad visual

Los estudiantes con problemas de aprendizaje como dislexia o debilidad visual tienen que dominar una curva de aprendizaje de lectura más pronunciada, especialmente en el proceso de decodificación. Al tener el complemento de un audiolibro que confirma palabra por palabra lo que están leyendo, los estudiantes podrán aprender cómo se escriben las palabras; este soporte auditivo les ayudará a reducir los síntomas de la dislexia y a cultivar su autoestima al sentirse capaces de entender lo que leen.

5. Los audiolibros ayudan a crear una sensación de aprendizaje independiente

Otro de los beneficios de los audiolibros para estudiantes es que pueden transportarse a cualquier lugar en un dispositivo móvil y usarse en cualquier momento. Los audiolibros tienen la ventaja de que varios libros pueden residir en un dispositivo, lo que los hace más prácticos. Si bien es cierto que, por sí solos, los audiolibros no ofrecen el mismo potencial de retención y repetición del contenido, a través de la audición aumenta el nivel de recuerdo y se permite que los estudiantes reciban la información fuera del aula con la frecuencia que deseen. Gracias a ello, los alumnos pueden hacer que una parte importante del proceso de aprendizaje sea suyo y pueda ser independientes.

Los audiolibros abren caminos para que el aprendizaje pueda ocurrir por diversos medios, no solo a través de la lectura textual. Activan el uso de otros sentidos durante el proceso de enseñanza y aportan más dimensiones, facilitan el proceso de socialización, promueven la empatía y ayudan a desarrollar la escucha.

¿Tienes posibilidad de incorporar un audiolibro a alguna de tus materias?

No dudes en probarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.