5 maneras de calmar los nervios antes de un examen

El estudio de nivel universitario naturalmente trae consigo cierto grado de estrés y nerviosismo, especialmente en la época de exámenes. Si bien un poco de estrés y un «leve caso de nervios» probablemente siempre serán parte de cualquier examen, estar demasiado nervioso puede afectar el rendimiento de una manera negativa, ya que puede afectar la memoria, la concentración y crear otras distracciones, así como generar sentimientos de desánimo. Por eso conocer formas de calmar los nervios antes de un examen es tan importante.

Algunos de los métodos requieren atención y cuidado a largo plazo, mientras que otros proporcionan una forma rápida de calmarse cuando se acerca el momento del examen.

5 maneras de calmar los nervios antes de un examen

Practica la respiración profunda
Respirar es bueno para la salud. Sin embargo, con demasiada frecuencia, el estrés crea ansiedad y nerviosismo, que afectan nuestros patrones de respiración. Durante un período de tiempo, esto parece reforzar los sentimientos de ansiedad y nerviosismo. Los nervios del examen también pueden tener este efecto. Es importante estar atento a la respiración cuando se manejan situaciones estresantes. Los estudios muestran que la respiración profunda y lenta puede ayudar a controlar los nervios y evitar los ataques de pánico.

Estira para relajar los nervios
Muchas tradiciones en todo el mundo han desarrollado formas muy específicas de estiramiento en los contextos de meditación, oración y/o relajación. Los investigadores en varios estudios han demostrado que el estiramiento puede ayudar a reducir el estrés y los sentimientos de ansiedad y nerviosismo. Si estás teniendo un ataque de nervios para un próximo examen, ponte a estirar los músculos para calmar los nervios.
La ansiedad a menudo está relacionada con una mayor tensión muscular. Tal tensión tiende a reforzar la tensión mental. Los efectos combinados de la tensión muscular y mental pueden causar sentimientos de mayor estrés y nerviosismo. Aunque los estudiantes universitarios no pueden eliminar por completo la ansiedad ante los exámenes, las técnicas de relajación muscular son formas útiles de disminuir el estrés y el nerviosismo en general.

Piensa y habla positivamente sobre ti
Este método se engloba dentro de una metodología llamada terapia «autosuggestiva» o «autogénica» . La clave de esta técnica es eliminar o reducir el nerviosismo y el estrés centrado en uno mismo. El objetivo de esta técnica es el uso de ejercicios para mejorar los sentimientos de autoestima y aumentar la confianza. Al aumentar la confianza y reducir las condiciones de estrés en el cuerpo, la terapia autosugestiva puede ser una forma poderosa y efectiva de calmar los nervios durante el examen.

Escucha música relajante
La ciencia ha demostrado cómo ciertos tipos de música tienen efectos poderosos en animales y plantas. Esto también es válido para los seres humanos. Varios estudios muestran que los estados psicológicos como la ansiedad, la depresión y el nerviosismo se ven fuertemente afectados por las formas de la música. Si sientes que te estás poniendo demasiado tenso con respecto a un examen, pon música relajante. Esto puede ayudar a conseguir la calma, disminuyendo la frecuencia cardíaca, disminuyendo la presión arterial e incluso disminuyendo el nivel de hormonas de estrés producidas naturalmente. La ciencia y la sabiduría común han demostrado que la música está fuertemente relacionada con las emociones. El tipo correcto de música puede ser la mejor medicina para encontrar paz y tranquilidad antes de realizar un examen.

Duerme lo suficiente
Esto parece obvio, ¿verdad? Todos sabemos que dormir no es solo un requisito para el éxito académico, sino que es necesario para una buena salud. Un estudio reciente muestra que una gran mayoría de estudiantes universitarios no logran dormir lo suficiente de manera regular. La falta de sueño conlleva una serie de síntomas negativos que incluyen depresión, disminución de la afabilidad, problemas de memoria, disminución de las habilidades de pensamiento crítico, así como ansiedad y nerviosismo . Un estudiante somnoliento es un estudiante más ansioso . Las fuentes sugieren que los estudiantes universitarios deberían tratar de dormir un mínimo de 7-8 horas  cada noche para mantener una buena salud y calmar esos nervios.

*Extra: ¡Estudia!
Este es obvio, ¿verdad? Pero, a menudo son las verdades simples y obvias las que no se tienen en cuenta. Si estas bien preparado para un examen y le has dado al material el tiempo y la atención necesarios para dominarlo, es probable que te sientas mucho menos nervioso.

Aquí hay algunos consejos útiles para un estudio productivo:

Aprende todo lo que puedas sobre el formato y las expectativas para el examen.
Haz y mantén un horario de estudio organizado desde el principio
Toma buenas notas
Concéntrate en el éxito
Se honesto y realista contigo mismo acerca de las expectativas.
Práctica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.