5 consejos para mejorar el espacio donde estudias

Como estudiante universitario, el espacio donde estudias es como tu santuario. Debes saber que este espacio puede adaptarse para hacer mejorar tu trabajo y esfuerzo, limitando las distracciones.
Las interrupciones frecuentes pueden reducir significativamente la productividad. De hecho, las personas tardan un promedio de 23 minutos en volver a concentrarse por completo después de distraerse.

¿Cómo mejorar el espacio donde estudias?

Guarda tu teléfono móvil
Una de las partes más difíciles de estudiar es no distraerse. Es importante encontrar un lugar para guardar el móvil que esté fuera del alcance, de la vista y de la mente. Un estudio reciente descubrió que la simple presencia de un smartphone puede reducir la capacidad de concentración de una persona. En el estudio, los estudiantes universitarios que dejaron sus teléfonos en otra habitación obtuvieron mejores resultados en los exámenes cognitivos que los estudiantes que simplemente silenciaron sus teléfonos y los mantuvieron en el escritorio.

Es mejor colocar el teléfono cerca pero no a la vista, como un cajón o una mochila. Si te preocupa perder una llamada de emergencia, considera poner el teléfono en el modo «No molestar» o solo permite que suene para llamadas telefónicas pero no para notificaciones de aps. Lo más probable es que, si sucede algo importante, alguien te llame.

Codifica con colores los materiales
Una manera fácil de organizar los materiales según asignatura es elegir un color para cada una. Ese color representará esa asignatura y por tanto debes usar una libreta y/o carpeta de cada color para cada asignatura. Este sistema puede ayudarte a encontrar trabajos importantes de inmediato, preservando su tiempo de estudio.

Ten una variedad de utensilios de escritura
Asegúrate de tener siempre listos lápices afilados y/o bolígrafos funcionales. Una vez que te sientes a estudiar, querrás evitar perder el tiempo buscando materiales de escritura. Cuanto antes puedas empezar a trabajar, antes terminarás.

Mantén los cargadores siempre en el mismo lugar
Una de las distracciones más frustrantes cuando estás en una buena racha con una tarea es recibir la notificación de «batería baja» en tu portátil. Tienes que detener lo que estás haciendo, ir a buscar tu cargador, enchufarlo a la pared y a tu ordenador y luego intentar continuar donde lo dejaste. Es mejor mantener los cargadores cerca del espacio de estudio, lo que ayuda cuando necesitas empaquetarlo para ir a clase o a la biblioteca. Si lo has movido a otro lugar, asegúrate de llevarlo a su sitio de vuelta antes de comenzar a trabajar o estudiar.

Limpiar
Cuando hayas terminado con tu trabajo, recoge el área a su condición original. Es importante hacer esto para que puedas comenzar directamente a estudiar la próxima vez que te pongas a ello no necesitarás perder el tiempo limpiando su desorden de la última vez. Las investigaciones han demostrado que existe una correlación entre el desorden y la reducción de la productividad. Al reducir el desorden, puedes disminuir las distracciones y hacer más cosas. Si devuelves todos sus utensilios de escritura a su lugar de origen, recoges tus papeles y carpetas, envuelves los cables innecesarios y haces todo lo posible para reducir el desorden, le ahorrará tiempo y energía en el futuro.


Para más consejos síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram y Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.