Vivir en residencia universitaria en Sevilla – Recomendaciones

Vivir en residencia universitaria en Sevilla la Buhaira es una excelente manera de conocer gente, compartir experiencias universitarias y construir una comunidad de amigos y amigas.

Compartir espacio con otros estudiantes, ya sea que compartas habitación, o que lo hagas en los espacios comunes, puede ser muy divertido. También es una gran oportunidad para aprender a manejar las relaciones entre compañeros que probablemente seguirás teniendo durante la universidad.

Vivir con otras personas tiene que ver con el compromiso. Nadie es perfecto y todo el mundo tiene hábitos que pueden parecer extravagantes para otra persona.

Vivir en residencia universitaria en Sevilla – Recomendaciones

1. ¡Comunícate!
Ésta es la regla más importante. Ya sea que estés compartiendo espacio en la habitación o en la sala de estudio, lo mejor que puedes hacer para que las cosas funcionen sin problemas es hablar con las personas con las que compartes el área.

Si algo te molesta, sé cortés, pero honesto/a y específico/a sobre lo que está sucediendo.

2. Establece algunas «normas» al principio
Comienza con una conversación con tu compañero/a de habitación sobre cómo esperáis compartir el espacio. Ten en cuenta las necesidades específicas que tienen las personas que pueden diferir de las tuyas y encuentra una manera de satisfacerlas en el término medio.

Por ejemplo, si estas trasnochando viendo una serie o película, pero tu compañero/a de de habitación de al lado tiene que levantarse para una clase temprano a las 6:30 todos los días, no subas el audio a todo volumen  a la 1:00 in. la mañana. No tienes que ir a dormir cuando ellos/as lo hacen, pero puedes ser respetuoso/a y esperar que los demás hagan lo mismo cuando duermes.

Hablar de estas cosas al principio pone a todos en la misma página y te da algo a lo que referirte si hay algún problema más adelante.

3. Construye una relación
No tienes que ser el/la mejor amigo/amiga de tus compañeros/as de habitación y de residencia, pero pasarás mucho tiempo con ellos/as y vale la pena conocerse. Tómate un tiempo de vez en cuando para charlar, cenar juntos, estudiar juntos o asistir a un evento en la residencia.

Tener una relación con las personas con las que vives facilita la comunicación y hace que el espacio se sienta más cómodo.

4. Sé honesto/a y abierto cuando surjan problemas
Suceden cosas y la gente comete errores. ¡Esta bien! No eres perfecto y ellos tampoco.

Aunque es una buena idea ser comprensivo cuando las cosas son dudosas, no esperes demasiado para hablar sobre tus opiniones y sentimientos. Si alguien está haciendo algo que encuentras irritante o perturbador, estorbar el problema solo genera resentimiento y empeora las cosas.

Charla con tu compañero/a y explícale lo que sucedió y por qué estás molesto/a. . Al crear un espacio en el que puede tener un diálogo abierto, facilita el tema de las cosas en el futuro.

5. Cuenta con el personal de la residencia
El personal de nuestra resi está ahí para atenderte y ayudarte en lo que necesites. Si tienes cualquier problema no dudes en contar con nosotros para apoyarte y orientarte. Nos gusta formar una gran familia cada curso y crear recuerdos inolvidables.

Vivir en nuestra residencia es de lo más divertido ¡así que disfruta de la experiencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.