Vitaminas que ayudan a aumentar la concentración

Como estudiante universitario, es esencial que obtengas suficientes minerales y vitaminas que ayudan a aumentar la concentración, ya que son esenciales en tu cuerpo y fundamentales para un rendimiento mental y físico óptimo.
De hecho, estás perdiendo mucho potencial de rendimiento si tienes una deficiencia en algunas de las vitaminas y minerales que comentamos a continuación. Además, debes saber que una deficiencia vitamínica en realidad puede conducir a un deterioro cognitivo, niveles más bajos de energía e incluso depresión.
Por lo tanto, si buscas mejorar tu enfoque y concentración, niveles de productividad y capacidades de aprendizaje, es esencial que prestes atención a estos 5 tipos de vitaminas y minerales.

Ten en cuenta que este artículo proporciona sugerencias y que siempre debes hablar con tu médico antes de probar cualquier suplemento.

Vitaminas que ayudan a aumentar la concentración

1. Vitaminas B
Las vitaminas B son bien conocidas por mejorar la energía, el enfoque y el estado de alerta. Esencialmente, las vitaminas B están involucradas en todo, desde la conversión de nutrientes en neurotransmisores como la serotonina hasta la función mitocondrial adecuada.
En otras palabras, tendrás más energía, más capacidad de recuperación y mejores capacidades cognitivas, como una mejor concentración y una mejor memoria. Las personas con deficiencia de vitaminas B han demostrado tener capacidades de aprendizaje más lentas, una disminución de la energía y son más propensas a las distracciones.

Se puede encontrar en: judías verdes, papas, espárragos, huevos, queso, espinacas, aguacate, cangrejo, leche.

2. Vitamina D3
La vitamina D3 es uno de los mejores suplementos que puedes tomar si busca aumentar los niveles de concentración. Se ha demostrado que es fundamental para la función nerviosa saludable y es importante para más de doscientos procesos corporales, que abarcan desde el estado de ánimo óptimo hasta la salud ósea.
La vitamina D3 es uno de esos suplementos que la mayoría de nosotros necesitamos si queremos obtener un rendimiento constante en nuestros niveles más altos.
Se puede encontrar en: 20-30 minutos de luz solar directa, salmón, arenque, sardinas, atún, ostras, camarones, champiñones

3. Ácidos grasos Omega 3
Los ácidos grasos Omega 3 son el Santo Grial de las vitaminas. Necesitas Omega 3 para optimizar muchas funciones en tu cuerpo y como la vista, el corazón, la grasa hepática…
Se ha demostrado que mejora la capacidad de atención, memoria, la velocidad de transferencia neuronal y la capacidad para completar tareas. 
En la sociedad actual, donde la dieta ‘baja en grasas’ es muy popular, muchas personas tienen una deficiencia grave de ácidos grasos Omega 3. Lo que está relacionado con el aumento de la tasa de obesidad, diabetes, depresión y una erupción de problemas de TDAH en los niños, junto con una disminución en el rendimiento cognitivo, como el enfoque y la concentración.

Se puede encontrar en: salmón, pescado graso, ostras, sardinas, anchoas, caviar, semillas de chía, semillas de lino, nueces, lácteos, carne de res alimentada con pasto

4. Vitamina C
La vitamina C es parte del proceso para producir el neurotransmisor norepinefrina. La norepinefrina controla las acciones de atención y respuesta. Por lo tanto, la vitamina C te ayudará a concentrarte mejor indirectamente.

Se puede encontrar en: arándanos, col rizada, chiles, tomillo, espinacas, kiwis, brócoli, coles de Bruselas, limones, fresas, papayas y naranjas

5. Magnesio
El magnesio es un mineral esencial. En la investigación clínica, la suplementación con magnesio ha demostrado que ayuda con una masa ósea saludable, un mayor rendimiento durante el ejercicio y mejora la regulación del azúcar en la sangre. Además, el magnesio está involucrado en miles de reacciones químicas en el cuerpo, lo que lo convierte en una conexión esencial para todo en su cuerpo.
El mejor beneficio del magnesio es que notarás menos estrés y menos ansiedad. Notarás que te sentirás más relajado y tranquilo, y esto es exactamente lo que necesitas para alcanzar niveles de enfoque óptimo.
El magnesio también es importante para la conversión de muchas vitaminas B en su forma activa y se ha demostrado que mejora la memoria a largo plazo.

Se puede encontrar en: almendras, anacardos, chocolate negro, aguacates, semillas, espinacas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.