Consejos para lidiar con compañeros de habitación que cogen tus cosas

En la residencia universitaria es común contar con compañeros de habitación. A veces es inevitable tener que lidiar con algunos problemas relacionados con la convivencia. Y es que el hecho de estar compartiendo habitación no implica tener que compartir también todas tus cosas.

No es raro que se acuerde compartir muchos utensilios, pues esto ayudará a abaratar costes cuando te mudes a la universidad. Si bien hay muchas cosas que tiene sentido y merece la pena compartir, hay otras que preferirás tener para ti, sin compartirlas con nadie.

Pero, ¿qué pasa cuando hay compañeros de habitación que cogen tus cosas? Seguramente entres en un bucle de cabreo interminable pero ciertamente esta situación no te llevará a nada. Desde nuestra residencia universitaria en Sevilla nos hemos propuesto darte algunos consejos que te ayuden a lidiar con esta situación.

Consejos para lidiar con compañeros de habitación que cogen tus cosas:

Analiza cómo te sientes, no como deberías sentirte

Si tienes que lidiar con compañeros de habitación que cogen tus cosas, trata de no pensar en cómo deberías sentirte; piensa en cómo te hace sentir realmente la situación. A veces es más la rabia de que no te haya pedido permiso que el hecho en sí de que haya cogido X cosa. Si no te molesta tanto como para coger el cabreo padre, sé honesto contigo mismo.

Si por el contrario te molesta mucho de verdad, habla con tu compañero/a, siempre de la mejor manera, de lo contrario la situación podría derivar en un conflicto mucho mayor.

¿Es un patrón o caso puntual?

Ante una situación de tener que lidiar con compañeros de habitación que cogen tus cosas, considera si se trata de un incidente pequeño que probablemente no vuelva a suceder o de un patrón de comportamiento que ya ha sucedido y temes que se vuelva a repetir. Está bien que te moleste, pero es especialmente más importante abordar el problema si tiene carácter repetitivo.

¿Es un artículo con valor sentimental?

Si bien todas las cosas que trajiste a la universidad te importan, tu compañero de habitación no conoce los valores que le asignas a tus pertenencia. Para lidiar con compañeros de habitación que cogen tus cosas, analiza qué tipo de artículo es el que ha cogido tu compañero de habitación y si tiene un valor sentimental para ti, explícaselo. Es posible que él crea que tiene la confianza que no tiene para coger según qué pertenencias. Establece límites con las cosas que más te importan.

¿Qué te molesta exactamente de la situación?

Puede que te moleste que tu compañero de habitación se haya llevado algo tuyo que le dijiste que no cogiera; puede que lo que te moleste es que lo haya hecho sin preguntar; puede que te moleste que se lleve muchas de tus cosas sin consultarlo antes contigo.

Averigua qué es lo que más te molesta de esta situación. Sólo así podrás abordar mejor el problema real en cuestión.

¿Qué solución quieres?

Es posible que solo desees una disculpa o un reconocimiento. Tal vez desees algo más, como una conversación o incluso un contrato formal con tu compañero de habitación sobre lo que está bien y lo que no está bien compartir. Cuando tengas que lidiar con compañeros de habitación que cogen tus cosas, piensa en lo que necesitas para sentirte mejor con la situación. De esa forma, cuando hables con tu compañero de habitación, podrá centrarte en un objetivo, en lugar de sentir frustración como si no tuvieras opciones.

¿Cómo se podría llegar a la mejor solución?

Una vez que averigües qué tipo de resolución deseas, es importante que también averigües cómo puedes llegar allí. Si deseas una disculpa, deberás hablar con tu compañero de habitación; Si desea establecer reglas más claras, antes de iniciar una conversación deberás pensar cuáles podrían ser esas reglas. Si puedes, para lidiar con compañeros de habitación que cogen tus cosas, tómate el tiempo y la energía mental para concentrarte en las causas y las soluciones del problema.

El uso de tus cosas por parte de tu compañero de habitación no tiene por qué ser nada más que un problema menor que pensaste, abordaste y resolviste.

A pesar de todo, ambos tenéis cosas mucho más importantes de las que preocuparos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.