Consejos para volver al ritmo de estudio después de Navidad

Los descansos prolongados del entorno del aula pueden hacer que cualquiera se sienta un poco oxidado a la vuelta. Ahora que terminan las vacaciones navideñas, es posible que sientas que esto mismo te está pasando. Para ayudar, hemos recopilado algunos consejos principales para volver al ritmo de estudio después de Navidad.

Consejos para volver al ritmo de estudio después de Navidad

1. Organízate
Independientemente de si estás en tu último año de universidad o que acabes de empezarla, gracias a los esquemas de unidades y materias, probablemente sabrás qué exámenes y tareas tienes en el futuro previsible.
Marcar fechas y plazos importantes en un calendario personal o plan de estudio te permitirá mantenerte organizado y establecer metas académicas y de revisión realistas para el período de estudio que se avecina.

Un plan de estudio detallado también te permitirá determinar qué recursos y ayuda necesitarás en el camino, además de ayudarte a hacer malabarismos con períodos de estudio ocupados con otros compromisos laborales y de la vida.

2. Organiza tu espacio de estudio
Como dice el refrán, un escritorio ordenado equivale a una mente ordenada. Diferentes investigaciones avalan que trabajar o estudiar en un entorno desordenado puede limitar significativamente la capacidad para concentrarse y procesar información.

Por lo tanto, antes de comenzar a estudiar, asegúrate de tomarte el tiempo para limpiar y organizar el espacio de estudio (incluidas las áreas no tan obvias, como el escritorio de tu ordenador). Al elegir el espacio de estudio perfecto, se recomienda que elijas un área que reciba mucha luz natural y esté libre de distracciones.

3. Empieza por lo básico
Si ha pasado un tiempo desde que estuviste en la universidad, tus habilidades de estudio pueden estar un poco oxidadas. La mejor manera de combatir esto es quitarse la presión y comenzar de manera lenta y fácil.

4. Pide ayuda
Si te esta costando volver a estudiar, ¡pide ayuda! En la mayoría de las universidades tendrán servicios de apoyo que puedes utilizar. Otra opción es hablar con tus profesores para que te ayuden a enfocar las diferentes materias y puedas recuperar la motivación.

Aprovechar los servicios que tienes disponibles no solo te ayudará a manejar los sentimientos de estrés, sino que también te ayudará a mantener tu compromiso con sus estudios.

5. Establece expectativas realistas
Si bien establecer metas difíciles puede motivarte a lograrlas, es importante mantener las metas realistas y alcanzables.

Ponerse una presión innecesaria sobre uno mismo, especialmente cuando ha tenido un descanso de los estudios, puede ser perjudicial para el progreso.
En cambio, sé paciente y tómate el tiempo necesario para volver al ritmo de estudio. En lugar de juzgarte por los resultados, que pueden decepcionarte al principio, juzga por la cantidad de esfuerzo que estás realizando. Los resultados aparecerán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.