Beneficios del aprendizaje a través de la práctica

Los profesores saben que un estudiante aprende más rápidamente y retiene más información cuando hace algo que cuando simplemente lo lee, tal como sugieren los beneficios del aprendizaje a traves de la práctica. Y es que el acto de «hacer» hace que el aprendizaje sea extremadamente personal.
El proceso de aprendizaje experiencial implica tanto la iniciativa propia como la autoevaluación, así como la actividad práctica.

Beneficios del aprendizaje a través de la práctica

«Mundo real»: los estudiantes pueden desconectarse de las clases si creen que el material no pertenece al «mundo real». El aprendizaje experiencial toma datos y conceptos y los hace “reales” aplicándolos a tareas prácticas, con resultados reales. A medida que el estudiante interactúa con la información, se vuelve real para él. Por supuesto, la experiencia de aprendizaje de cada estudiante se guiará por sus experiencias pasadas únicas y, por lo tanto, cada uno interactuará con la información y la tarea de diferentes maneras y con diferentes resultados. Por lo tanto, el aula experiencial se parece más a la sociedad «real».

Oportunidad para la creatividad: en el «mundo real», los problemas suelen tener más de una solución y «dos cabezas son mejores que una». El aprendizaje práctico permite al estudiante involucrar las parcelas creativas de su cerebro y buscar su propia solución única y más satisfactoria para una tarea práctica. Esta creatividad y la variedad de resultados que se producen enriquecen el aula y la sociedad en su conjunto.

Oportunidad para la reflexión: la reflexión es un componente integral del proceso de aprendizaje practico. Al incorporar experiencias concretas con conceptos abstractos y luego reflexionar sobre el resultado, los estudiantes involucran más regiones de su cerebro y hacen conexiones personales verdaderas con el material. Analizan cómo sus acciones afectaron el resultado y cómo su resultado puede haber variado del de otros estudiantes. Este análisis les ayuda a comprender mejor cómo los conceptos aprendidos se pueden aplicar a otras circunstancias variadas.

Los errores se vuelven valiosos: el aprendizaje practico implica ensayo por error. A medida que los estudiantes se involucran en tareas prácticas, descubren que algunos enfoques funcionan mejor que otros. Descartan los métodos que no funcionan, pero el acto de intentar algo y luego abandonarlo, que normalmente se considera un «error», en realidad se convierte en una parte valiosa del proceso de aprendizaje. Así, los estudiantes aprenden a no temer los errores, sino a valorarlos.

Aprendizaje acelerado: el acto de practicar una habilidad fortalece las conexiones neuronales en nuestro cerebro, haciéndonos, de hecho, «más inteligentes». Las actividades prácticas requieren práctica, resolución de problemas y toma de decisiones. A medida que aumenta la participación de los estudiantes a través de estos procesos, el aprendizaje se acelera y la retención mejora.

Actitudes mejoradas hacia el aprendizaje: la naturaleza personal del aprendizaje involucra las emociones de los estudiantes y mejora sus conocimientos y habilidades. Cuando los estudiantes ven los frutos concretos de su trabajo, experimentan una mayor satisfacción y orgullo, lo que aumenta su entusiasmo por el aprendizaje continuo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.