Narcos Narcos

4 consejos para recordar lo que has aprendido

4 consejos para recordar lo que has aprendido

Siempre que sea posible, intenta dividir el aprendizaje en sesiones separadas, en lugar de estudiar todo de golpe. El estudio intensivo produce un rendimiento excelente inmediatamente después de la sesión de estudio, pero si lo que quieres es retener la información a largo plazo, es mucho mejor que emplees el mismo número de horas, pero que las distribuyas en diferentes días. Cuando aprendes de esta manera progresiva puedes tener hasta un 100 por cien más de retención.

2. Dormir bien

Si después de estudiar te vas a dormir, podrás controlar mucho mejor lo que has aprendido. Incluso las siestas son beneficiosas, de acuerdo con un estudio de Harvard en el que los sujetos que tomaron una repetición de 90 minutos después de aprender una tarea se desempeñaron el 50 por ciento mejor durante un período de 24 horas.

“Dormir después del aprendizaje ayuda a solidificar la memoria”, dice Susumu Tonegawa, PhD, profesor de biología y neurociencia ganador del Premio Nobel en el Instituto Picower para el Aprendizaje y la Memoria en el MIT. De acuerdo con estudios en animales, cuando se realiza una tarea, las células del cerebro disparan en una secuencia determinada. Si después duermes, las mismas células disparan automáticamente en una secuencia idéntica sin distraerse o interrumpirse por estímulos visuales entrantes. Eso, dice Tonegawa, “solidifica las sinapsis,

3. No aprender en exceso

Una vez que hayas recordado una palabra o hayas hecho un problema matemático correctamente, continuar practicando ayuda muy poco para la retención a largo plazo, dice Rohrer. “Estudia mucho material en un tiempo, en lugar de poco de material en mucho tiempo”

4. Mantener el cerebro en forma

La suposición de que perdemos alrededor del 10 por cien de nuestras neuronas por década no es cierta. “Sorprendentemente, hay tantas neuronas en un cerebro sano de 80 años como en el adulto joven”, dice Michela Gallagher, profesora de ciencias psicológicas y del cerebro en la Universidad Johns Hopkins. “Cuando tienes 50 o 60 años y te olvidas de algo, piensas: ‘Dios mío, mi cerebro se está desmoronando’. Pero si todavía tienes todas tus neuronas, la probabilidad de que puedas evitar la pérdida de memoria es mucho mayor que si tu cerebro se hubiera deteriorado sustancialmente “.

Aún no se ha encontrado la píldora mágica de la memoria, pero la ciencia sí sabe que el ejercicio regular, el compromiso social y la educación ayudan a mantener el cerebro fuerte a medida que envejecemos, “no solo en términos de memoria actual”, dice Gallagher.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.